Lo último:

5to. Paso para la Plenitud: HUMILDAD

El sabor amargo que puede tener un triunfo estropea el sabor del éxito cuando no recordamos quienes somos. A veces, cuanto más importantes nos creemos, más sufrimiento generamos y menos felices somos. Humildad no significa menospreciarse y pensar que los demás son mejores, sino ser capaces de entender nuestra persona como parte de un todo esencial: la naturaleza, la sociedad en que vivimos, la inmensidad del cosmos… A nivel personal, la humildad nos hace conscientes de nuestras limitaciones y debilidades y nos ayuda a obrar de acuerdo con este conocimiento. Hacerlo así significa aceptarlas como algo natural y, a partir de ahí, preguntarse qué puede uno hacer para mejorare, no para ser perfecto.

PROPUESTAS: – Acércate a los demás con actitud humilde, reconociendo que cada uno de nosotros lucha con sus propios fantasmas y actúa según puede y sabe.
- Intentar ser más tolerante y respetuoso con los demás, incluso con quienes hayan podido herirte.

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top