Lo último:

Amo a mi pareja y quiero casarme, pero tiene un hijo y …

...La Familia Ensamblada

La familia ensamblada es aquella familia compuesta por dos adultos que forman una nueva familia y, al menos uno de ellos trae un hijo fruto de la relación anterior. Es decir, que la relación paterna o materna filial precede a la relación actual.

Este tipo de familia ha existido desde siempre pero dado a que ha aumentado su número, es recientemente que se ha comenzado a estudiar.

Las razones por las cuales se atribuye su crecimiento se debe al aumento de los divorcios, a la mayor tolerancia que hoy día existe de este tipo de relación y al reconocimiento social que se le da a las mismas y a la importancia que sigue prevaleciendo a la vida en pareja.

La formación de la familia ensamblada comienza con la ruptura del primer o anterior matrimonio o muerte, por divorcio o separación, y requiere en primer lugar la elaboración del duelo de esa pérdida (Espina, 1991) para lo que se requiere de un año o más para la disolución completa de la relación con el ex cónyuge.

Es necesario aceptar la ruptura y su realidad, estabilizar el divorcio, resolver la ira y la culpa, desarrollar nuevos roles y responsabilidades; y modificar la relación con la ex-pareja.

La mayoría de las segundas nupcias no son tan románticas como las primeras y están marcadas por razones prácticas, como la crianza de los hijos, la soledad, las necesidades económicas, de afecto y sexuales, si están precedidas por el impulso son frecuentes los fracasos y muchas terminan en divorcios. La nueva relación también repercute en la familia extensa o viceversa y ello obliga a una reorganización más amplia donde se reelabora el pasado haciéndolo parte del presente e integrando las nuevas experiencias.

Papernow (1984) establece que estas familias pasan por tres estadios o fases con ciertas características resaltantes:

  • La nueva pareja se hace expectativas irreales acerca del desenvolvimiento de su relaciòn. Suponen que surgirà el amor instantáneo entre sus hijos y las nuevas personas que llegan a su vida, es decir, la nueva pareja.
  • Surgen problemas de ajuste y los rechazos explícitos. Aparecen los sentimientos de exclusión, se vivencia sentimientos de decepción y perdida. Se le valora el cambio en la dinámica interna de la relación familiar
  • La pareja se ve en la necesidad de hacer ajustes  y se  Movilización- Acción para confrontar las necesidades. Realizan negociaciones de acuerdos y reglas satisfactorias para todos.
  • Superada las anteriores fases, la familia comienza a funcionar como una unidad, gracias a normas y acuerdos negociados.
  • Despuès de este proceso que dura de 3 a 4 años, se constituyen en una familia unida.

Valdez, 2007 plantea que la construcción de una solida relación de pareja debe ser prioridad exclusiva de los adultos, y el aspecto decisivo para el buen desenvolvimiento de estas familias es la relación entre los hijos y la nueva pareja de su madre o padre.

La forma ideal en que debe funcionar el nuevo miembro de la pareja es como una “persona adulta amiga y cariñosa” que está involucrada en la vida del progenitor, pero no asume el ejercicio de la autoridad. En la medida en que es aceptado en su vida, se va creando espacio para la intimidad y el contacto estrecho, estas relaciones que podrán con el tiempo ir defendiéndose de un modo más cercano al paterno o materno filial.

También puede concebirse una relación del nuevo miembro como confidente o amiga, apoyo, persona de confianza, que esté libre de responsabilidad de la paternidad o maternidad.

Un aspecto importante es el hecho de que los padres o madres biológicas deben preservar una relación estrecha y especial con sus hijos o hijas con tiempo propio y exclusivo.

Asimismo, en cuanto a la nueva pareja, es de suma importancia fortalecer sus vínculos y no permitir que las necesidades de los hijos afecten la intimidad. Por ello es importante crear en torno a la pareja un límite que proteja su intimidad, toda pareja necesita pasar a solas cierto tiempo dedicado al afecto.

Otro aspecto relevante al  momento de la constitución de la nueva pareja, es la edad de los hijos: la adolescencia se considera una de las perores edades para adaptarse al nuevo emparejamiento de su padre o madre. Las chicas sin embargo, son más problemáticas, cuando viven con su madre biológica y la nueva pareja.

La familia ensamblada es de estructura compleja, es una de las que más problemas de ajuste presentan. Cuando se incorpora la mujer es más problemático el ajuste porque parece que a los hijos les cuesta aceptar a la figura femenina que se incorpora a sus vidas.

Las características individuales de los hijos como madurez social, temperamento tranquilo, entre otros, ayudan a la adaptación de los hijos al segundo matrimonio de sus padres con mayor efectividad....

Por último, los integrantes de la pareja deben estar muy unidos para enfrentar todas las complejidades de su relación.

Las dificultades  más frecuentes en la familia ensamblada son:

  • Intromisión de los cónyuges anteriores: existen elementos que mantienen puntos de unión entre los ex cónyuges, lo que favorecen la continuidad de los viejos conflictos.
  • Amenazas de no continuar la relación marital: como uno de los dos ya han pasado por la experiencia de la separación, es una posibilidad más real y amenazadora ante cualquier discrepancia o conflictos.
  • Discusiones económicas: es posible que surja el deseo de querer mantener las cuentas separadas por lo que pueda pasar. El tema del subsidio del ex cónyuge suele ser punto de conflicto. Otras veces puede ser porque la nueva pareja no desea cubrir los gastos de unos hijos que no son suyos.
  • Entradas y salidas de los hijos: hay veces que por existir dos hogares los hijos se convierten en informadores, para ambos padres, de lo que hace el otro. Otras veces los hijos pueden amenazar o chantajear con irse al otro hogar cuando no están de acuerdo con ellos.
  • Autoridad diferente para cada hijo: si tienen hijos propios de antes del nuevo matrimonio, cada uno tendera a aplicar la autoridad a su manera con sus hijos, denotando posiblemente diferencias que dificultaran la relación e integración entre los hijos propios y los de la otra pareja.
  • Boicot de los hijos a la nueva pareja: existe el deseo de expulsar al extraño.
  • Celos del progenitor ausente hacia la relación del hijo con el nuevo cónyuge: el ausente puede ver esta amistad como una deslealtad hacia él o ella y reaccionar en consecuencia.

 

  • Perdida de las barreras o limites sexuales: entre padrastros e hijastros y entre hermanastro.
  • Diferentes relaciones de abuelos con diferentes tipos de nietos: es posible que hagan más distinciones de las que ya hacen los padres, acentuando desigualdades. También es probable que cuando se rechaza al nuevo cónyuge ese mismo comportamiento se proyecte en el hijo, y los tengan como intruso.
  • El mito de la familia instantánea (Colapinto, 1987): estas familias marchan a distintas velocidades; generalmente los hijos van más lentos que los padres en la constitución de sus relaciones mutuas y con el nuevo padre/madre. Esto se debe a que los padres han ido creando su vínculo sin que los hijos de ambos tuvieran conciencia clara de la importancia de la nueva relación.

Lo ideal es que los hijos sean participes de la historia de cómo se formó la nueva pareja.

  • Cambios estructurales en las relaciones de las dos familias: los hijos pierden el status de una relación privilegiada que sostenían con sus padres y ahora tienen que compartirlo no solo con otro adulto sino con otros hermanos.

Consecuencias para los hijos. Las familias ensambladas traen consigo un mayor riesgo de problemas conductuales y resultados psicosociales negativos, sin embargo, estos efectos  se presentan en el periodo de transición inmediato al re-matrimonio de los padres y no se mantiene a largo plazo.

ADVERTENCIAS PARA LAS FAMILIAS ENSAMBLADAS.

1.      Un padrastro no debe actuar como padre biológico. El no sustituye al biológico.

2.      No se debe intentar reproducir la dinámica de la familia natural en la familia ensamblada.

3.      No existen ex padres, solo ex esposos.

4.      La organización familiar es una tarea conjunto de la nueva pareja.

5.      Las normas de disciplinas deben ser habladas y acordadas.

6.      Intentar abstenerse de disciplinar a los hijastros.

7.      Intentar disciplinar a los hijos propios.

8.      No retirarse cuando surge el caos. La pareja debe volver a establecer las normas.

9.      Reconocer que los conflictos de lealtad están presentes en los niños constantemente y desde el principio.

10.   Mantener a raya las expectativas no realistas. Estas pueden llevar a la decepción y al resentimiento.

11.   Ser consciente de las posibles alianzas entre el padre o madre biológica y sus hijos, sobre todos del mismo sexo. Esto puede situar a la pareja en bandos opuestos.

12.   No perder nunca el sentido del humor.- a veces no se sabe reír o llorar ante situaciones difíciles.

DESAFÍOS DE LA TERAPIA FAMILIAR EN FAMILIAS ENSAMBLADAS.

  • Facilitar el paso de la cultura familiar anterior a la nueva etapa de familia ensamblada.
  • Ir creando el sentido de pertenencia a la nueva familia
  • Alentar a la pareja a reestructurarse y consolidar un alianza fuerte, asentada en el respeto.
  • mantener las relaciones anteriores entre progenitor ausente e hijos, siempre que sea posible.
  • Desarrollar las nuevas relaciones entre padrastros-hijastros y hermanastros.
  • Establecer límites claros dentro de la familia, promoviendo el respeto y el espacio para cada subsistema de relaciones.
  • Ayudar a clarificar los roles de cada miembro del familia, animando en especial a la pareja del progenitor a ejercer un rol de apoyo con los hijos no biológicos y no pretender sustituir al padre ausente.

 

  • Ayudar a los hijos a tener y expresar los sentimientos que le provocan los padres biológicos y los padrastros.
  • Fomentar relaciones fluidas y cooperativas entre familias biológicas y ensambladas.
  • Exhortarles a tomar el tiempo necesario para ajustarse como familia....

VENTAJAS DE LAS FAMILIAS ENSAMBLADAS.

Después de tantos problemas, es bueno señalar los aspectos positivos o los beneficios presentes en la constitución de una familia ensamblada:

  • La flexibilidad, creatividad y tolerancia presentes en las familias ensambladas hacen de ella un lugar rico de intercambio y experimentación de nuevas formas de relacionarse, y el ejercicio de roles menos enquistados que los tradicionales.
  • El experimentar que las relaciones no son eternas ni ideales, les da una actitud más tolerante hacia la vida.
  • A través de la nueva relación de pareja, los padres pueden obtener mayor estabilidad económica, emocional y social así como la posibilidad de ayuda en el ejercicio de los roles asociados con la parentalidad.

 

Lic. Irma Vecchionacce

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top