Lo último:

EL AMOR SE CONSTRUYE

amorExiste una enorme diferencia entre estar enamorado y compartir la vida con esa persona día a día. El amor pasará necesariamente por diferentes etapas y tendrá que enfrentar diferentes dificultades.

El amor de la pareja vive en permanente crisis porque las bases del individuo contemporáneo se han vuelto frágiles.

Se ha dejado de “construir el amor” con soportes sólidos, con valores. Se arman relaciones que tienden al vacío y a la superficialidad, a un ritmo vertiginoso en donde se pierden cada vez más el rumbo y la capacidad para lograr proyectos vitales.

Por eso muchas personas carecen del sentido de la vida y cuando hacen pareja les parece difícil entender el amor, darlo, recibirlo y aprenderlo. Porque el amor también se aprende y necesita esfuerzos, sacrificios y renuncias.

Valores

El vacío de valores como la verdad, la honestidad, la responsabilidad, el respeto y la solidaridad constituye la más grande de las carencias del ser humano. Y, en consecuencia, estimula la posibilidad de caer en el tedio y en el hastío, el alcohol, la droga, la promiscuidad, las adicciones al poder, dinero, trabajo y, en especial, a la mentira.

Los valores se aprenden en el seno del hogar. De allí la importancia de fortalecerlos desde sus orígenes y de enseñarles a los hijos que estos no son negociables.

Los valores se transmiten a través del pensamiento, de las palabras y del sentimiento. En realidad, las palabras están más sujetas a interpretaciones que a la descripción de los hechos. Por eso las palabras son muy limitadas. Así pues, en vez de utilizar la palabra “hablar” es mejor “comunicar”. Y el mejor medio de comunicación es el sentimiento, que es el lenguaje del alma. Es el instrumento por excelencia para enseñar el amor y manifestarlo a la pareja, a los hijos, familiares, amigos, gente común y a nuestra patria.

Tomado del libro: “Ser amigos para ser amantes” (2006). Rojas, Nelly.

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top