Lo último:

Elige tu historia

ELIGE TU HISTORIA

¡Siento! ¡Existo! (Herder)

Nacemos sin que nadie nos pida nuestro consentimiento. Nos reciben unos brazos acogedores o fríos, que nos valoran o nos rechazan, que nos dan ternura, nos son indiferentes o se muestran ambivalentes con nosotros. Nuestra familia de origen, formada por personas mejor o peor adaptadas, y más o menos generosas y equilibradas, nos acompaña en los primeros pasos de nuestro camino y, a veces, de forma constante, en él.

Durante un tiempo no la cuestionamos y aceptamos “lo que hay”. Pero un día nos damos cuenta de que, además de ser parte de una familia, somos personas diferentes, individuos únicos, seres libres y con capacidad para decidir. También descubrimos que hay otros modelos de familia además del nuestro y tomamos conciencia de que podemos hacer cambios. De ahí nace nuestra responsabilidad de pasar a la acción, porque en el mundo hay muchas personas con las que podemos crecer bien, además de nuestra familia de origen. Nosotros elegimos nuestra Historia.

JUNTOS Y REVUELTOS 1

LA LIBERTAD DE COMPARTIR CAMINO

Nadie nos ha expulsado del Paraíso: Nos hemos expulsados solos. (René Egli)

Escoger no significa huir. La libertad de elección es una de nuestras principales libertades. Cuando elegimos un camino renunciamos a otros y colocamos una nueva pieza en nuestra construcción como seres humanos. Siempre que optamos, se producen pérdidas y ganancias en nuestro balance vital.

Tenemos la posibilidad de elegir nuestra pareja y también el tipo de familia que vamos a formar y, para hacerlo acertadamente, debemos recordar que tenemos derecho a hacer nuestro propio camino. El primer paso es dar una respuesta honesta  estas preguntas: ¿Quiénes somos? ¿Somos aquellos que queremos y podemos ser? ¿Cuál es nuestro propósito o sentido de vida? ¿Estamos dirigiéndonos hacia donde queremos ir realmente? ¿Quién queremos que nos acompañe? ¿Vamos con las personas que hemos elegido libre y responsablemente? ¿Son relaciones que van a facilitar o a obstaculizar nuestro crecimiento y desarrollo personal?

Nuestra familia puede ser depositaria de nuestros afectos más profundos y sinceros o donde aniden nuestros miedos y busquemos la seguridad: Sólo si nos permitimos hacer las preguntas adecuadas podremos vivir algún día en las mejores respuestas posibles.

 

TEORÍA DE LA REALIDAD INTELIGENTE

Afirma Manuel Rivas: “Todos soltamos un hilo, como los gusanos de seda. Roemos y nos disputamos las hojas de morera, pero este hilo, si se entrecruza con otros, si se entrelaza, puede hacer un hermoso tapiz, una tela inolvidable”

¿Qué tipo de tela inolvidable estamos tejiendo con nuestra familia actual? Nuestra propuesta es tejer una familia libre. Veamos el reto:

 

F – A – M – I – L – I – A                                      L – I – B – R – E

F   – Facilitadora                                                     L   – Límites

A   - Auténtica                                                          I   – Individualidad

M – Motivada                                                         B – Bondad/Bienestar

I   – Inteligente                                                      R  – Reciprocidad

L  – Liberadora                                                      E  – Empatía

I  – Ilusionada

A  – Autónoma

 

Sabemos que lograr este tipo de familia es difícil. Lo más fácil sería resignarnos a lo que sea. No obstante, si algún sentido tiene para nosotros esta vida, es la oportunidad de hacernos mejores. Lo que nosotros somos… Esto es el mundo. Nuestra familia es el primer marco donde podemos aplicar nuestra creatividad inteligente y en ningún caso debemos perder de vista de que es el fruto de un trabajo en equipo. Su éxito dependerá de lo que cada una de las personas que la conformamos aportemos al tejido familiar.

 

(“Juntos pero no revueltos”.- Jaume Soler/<M. Mercé Conangla .- Editorial Amat, 2006)

 

 

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top