Lo último:

Temas Publicaciones: suicidio

¿Cómo puedo identificar que mi hij@ pide auxilio?

¿Cómo identificar que mi hijo pide auxilio?

En una de las consultas de Consejería Familiar pude escuchar la dificultad por la que atravesaba la madre de una joven adolescente de 16 años. En su relato ella expresaba:

amistad 2

“Me preocupa como Any, mi hija, usa sólo ropa negra, lee poesía acerca de la muerte, pasa mucho tiempo en su habitación con las cortinas cerradas, y escucha música, alumbrándose con una luz muy tenue de una pequeña lámpara. Al principio me parecía que era una conducta normal de la adolescencia porque conozco otras jóvenes que se enamoran del color negro, que usan barniz de uñas negras y franelas con dibujos macabros. Se de la tormenta hormonal por la que atraviesan los adolescentes que los lleva a tristezas y miedos, y perder su niñez”.

Entonces le pregunte a la preocupada madre por su vida personal y de pareja, y èsta me comentó: “Mi esposo y yo nos separamos hace un año y este cambio me ha llevado a vivir bajo presión económica y emocional, sin embargo, me siento fortalecida como para manejar estos cambios. Ha sido una época difícil y de grandes cambios en mi vida, porque tuve que ponerle fin a 5 años de abuso físico y psicológico por parte del padre de Ani. Para no hacer el cuento largo, fui a terapia y ahora me siento optimista ante la vida.

También reconozco que cuando llegó el momento de vender nuestra casa, surgieron sentimientos de pérdida y Any me expresó con dolor: “Mamá estas vendiendo mi vida”. No esperaba que mi hija siguiera expresando sus temores y se siguiera rebelando en contra mía. Yo comprendo que su rebeldía es una parte normal de la separación de un hijo de uno de sus padres, sin importar si los padres han estado casados durante 25 años o se han divorciado.

Pero lo más grave es que hace dos días me citaron de su escuela y no imaginaba que iban a decirme y mi sorpresa fue que la orientadora escolar me expresó su temor de que Any estuviese en riesgo de suicidarse”.

Casos como el de Any y sus padres nos ayudan a identificar las señales de advertencia. Cuando Any comenzó a leer poesías acerca de la muerte y suicidios mostró signos significativos de que estaba deprimida y estresada por el divorcio de sus padres, la venta de la casa, y la separación de sus padres, y habían otras cosas que le estaban provocando estrés, como las exigencias de su grupo escolar por no participar en reuniones de jóvenes, y que su madre no reconoció hasta mucho después. No estoy diciendo que el divorcio le provocó ideas suicidas, pero si fue un detonador....

Es importante distinguir entre lo que es un acto de rebeldía, entre lo que es normal de adolescentes en aras de la separación y lo que ya se pasa de la raya. Por ejemplo, muchos adolescentes usan ropa negra, lápiz labial negro, franelas negras y jeans rotos. Pero cuando los adolescentes se separan de la unidad familiar, necesitan experimentar con muchos estilos de vestir y de comportarse para descubrir con cuál se identifican mejor. Aunque como adolescentes desafíen el mundo con su modo de vestir, suelen sentirse vulnerables por dentro. La separación para ellos implica soledad, vergüenza, dolor, aislamiento e ira. Ellos sufren porque tienen que hacerse mayores sin saber como hacerlo. En todo caso, el desafío de este cambio lo expresan por medio de su apariencia, y de su manera de vestir, el cual no es en sí mismo un indicador de que haya tendencias suicidas.

Como padres necesitamos prestar atención a los signos de advertencia, por tanto, a continuación se presentan los signos que exhiben los adolescentes en riesgo de suicidarse, y que son expuestos. Los signos marcados con un asterisco (*) son los más significativos y estos hablan del peligro para nuestros hijos:

  • - Hablar acerca de matarse, como si no hubiera esperanza.
  • - Cambiar de amistades o un cambio en la cantidad de tiempo que pasa con los amigos.
  • - Un súbito cambio de conducta (problemas en la escuela).
  • - Un cambio dramático en el apetito.
  • - Dificultad para dormir o dormir demasiado.
  • - Problemas en la escuela.
  • - Incapacidad para concentrarse o para permanecer quieto.
  • - Confusión en los procesos de pensamiento: incapacidad para pensar con claridad.
  • - Pèrdida inexplicable de energía.
  • - Incremento en el uso de drogas/alcohol. (*)
  • - Un sentimiento constante de inutilidad o de odio hacia si mismo, (que puede estar encubierto).
  • - Una toma de riesgos excesiva (conducir a alta velocidad o imprudente, tener relaciones sexuales sin protección) (*)
  • - Hacer mal uso del sexo y de las relaciones físicas. (*)
  • - Preocupación por la muerte, el hecho de morir, o el suicidio. (*)
  • - Regalar posesiones personales, o apreciadas. (*)
  • - Historia familiar de depresión y suicidio.

Si como padres identificas por lo menos 4 de todas las señales mencionadas y no sabes abordar esa preocupación directamente, le recomendamos solicitar ayuda profesional para poder apoyar a tu hijo (a) adolescente a superar el duelo y salvarlo de una posible muerte.

Recomendamos ver la película “A los 13″, donde se ilustran cada uno de estas señales.

 

Scroll To Top