Lo último:

Fundamentos Filosóficos

El CCAIF nace como fruto de la inquietud de algunos profesionales de la salud, quienes sintieron la necesidad de crear un lugar que sirviera de encuentro entre las personas de bien que necesitaran revisar sus inquietudes familiares, a la luz de la psicología moderna y la medicina en general, tanto neuroquímica como holística, en medio de un ambiente de respeto mutuo y libertad.

Con este objetivo en mente, el CCAIF se basa en la Terapia Sistémica Familiar, viendo al individuo como parte de un todo interactuante, ya que del mismo modo en que este es afectado por su entorno, así mismo el individuo afecta a su entorno.

Para el CCAIF la familia es la célula vital de la sociedad. Por esto, aceptamos la existencia de familias funcionales que no son las ideales desde el punto de vista sistémico (papá, mamá e hijos), pero que, aún así, poseen una estructura tal que les permite interactuar y cumplir con las funciones básicas de toda familia: la manutención y desarrollo de sus miembros y la crianza y cuidado de los hijos.

Sin embargo, profesamos que el desarrollo sano de las personas se logra solamente cuando en su estructura mental existe un orden “natural” dentro de su familia. En este sentido, CCAIF suministra las herramientas para lograr ese orden o, dicho de otra manera, suministra las herramientas para que cada individuo aprenda a ser familia y por ende, logre su total desarrollo emocional y social, consiguiendo así su felicidad.

Los miembros profesionales de CCAIF profesan el ideal cristiano que define a todos los individuos como hijos del Dios Creador y, por lo tanto, están abiertos a la atención respetuosa de todo tipo de personas, sin distinciones de raza, religión, sexo, nacionalidad, salud, edad u orientación sexual.

En CCAIF estamos convencidos de que los niños nos presentan un reflejo de las situaciones que ocurren en su entorno más próximo; que son, muchas veces, las víctimas indefensas de las fallas funcionales de los adultos que los tienen a cargo; y que además carecen de la atención suficiente a la que tienen derecho, mereciendo nuestra mayor atención en aras de formar una sociedad sana con personas felices.

Por último, en CCAIF estamos convencidos de que todos los seres humanos lograremos mayor grado de felicidad si aprendemos a ser familia y a formar familia, renovándonos constantemente para actualizarnos ante las cambiantes circunstancias de las relaciones familiares.

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top