Lo último:

¿Una Noche de Pasión o Una Mala Elección?

Una noche de pasion...
Resulta ser que un día una hormiga y un elefante se enamoraron loca y apasionadamente. Las amigas de la hormiga le desaconsejaban seguir adelante con la relación, pero ella, ciega de pasión, no le hizo caso. Así que tuvo una cita con el elefante y dejándose llevar por su emoción y su deseo, hicieron – ¡vaya saber como!- el amor toda la noche, una y otra vez sin descanso.

Amaneció, y la hormiga despertó al lado de su enamorado elefante. De repente, se dio cuenta que éste no respondía a su llamada y que había muerto, posiblemente a causa del esfuerzo nocturno. Al darse cuenta de la situación y de su gravedad, el único comentario de la desolada hormiga fue:

Por una noche de pasión… ¡voy a pasarme toda la vida cavando una tumba!Una noche de pasion...

La moraleja de este cuento nos lleva a reflexionar lo siguiente:

La elección de pareja no es inteligente si sólo se basa en la pasión y el deseo. Ambos elementos son importante pero, si bien son condiciones necesarias, no son condiciones suficientes para el éxito de la misma. Elegir pareja sin plantearse si con ella es posible construir  un proyecto común de convivencia, basado en valores compatibles, puede llevarnos a una situación similar a la de la hormiga. Podemos pagar un precio demasiado caro por la satisfacción de un deseo que no nos llevará a nada. ¡Cuántas personas viven en pareja sintiendo que está cavando toda la vida su propia tumba!. Y esto no es amor, es masoquismo

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top