Lo último:

La pareja que viaja se une para siempre.

  • Toda pareja de esposos debería regalarse a sí misma, por lo menos una vez en la vida, un viaje inolvidable. Día a día construyen experiencias que se van convirtiendo en sólidas bases del presente y el futuro de la relación, y cuando miran hacia atrás todo aquello que han logrado juntos los une todavía más.

Viajar es una de las experiencias más enriquecedoras y emocionantes que puede vivir el ser humano; sin embargo, el viaje puede ser aún más placentero, único e inolvidable si se realiza con el ser que se ama.

¿Por qué los unirá viajar juntos?

pareja viajando 2

  • Desde el mismo instante en que la pareja se plantea la posibilidad de un viaje junta, construye un sueño que cada día va tomando forma.
  • El solo hecho de hacer planes para ese viaje los renueva, los motiva, les alegra el alma, los llena de expectativas.
  • Mientras llega el viaje y después de realizarlo, durante mucho tiempo, tendrán tema para conversar.
  • Al contar a sus amigos, familiares y conocidos las anécdotas vividas, los lugares que visitaron, los detalles de la comida, la gente, la cultura, se va estableciendo un vínculo emocional, algo que comparten y que solo les pertenece a los dos.
  • Solo bastará una fotografía de ese viaje sobre la repisa para recordar todo lo que vivieron juntos y que los unirá por siempre.

¿Cuál es el destino perfecto?

Muchas cosas entran en juego cuando de elegir el destino se trata: el presupuesto, el tiempo que se destinará para el viaje, ¿quién se encargará de los hijos mientras regresan?, si el lugar a visitar requiere trámites, por ejemplo pasaportes, visas, etcétera. Sin embargo, la elección del destino debe comenzar por un análisis y conciliación de gustos; lo que sería romántico o divertido para algunos podría resultar un verdadero dolor de cabeza para otros, así que si me lo preguntan a mí, esto es lo que deben tener en cuenta a la hora de elegir:

Busquen un destino que los motive a los dos

Contemplen todas las posibilidades. Mi madre, por ejemplo, no soportaba subirse a una lancha por hermosa que fuera, sufría una verdadera somatización, se enfermaba al instante y padecía todo el recorrido, y no disfrutaba la belleza del paisaje. Aquí es importante hacer concesiones y que prime el interés común al individual.

Corran riesgos

Muchas parejas viajan con frecuencia y curiosamente siempre lo hacen al mismo lugar, pero esto no genera la más mínima expectativa y emoción. La idea es vivir una experiencia nueva, por ello elijan un lugar al que nunca hayan ido y si es preciso, que no haya visitado ningún amigo o familiar. No tiene que ser al otro lado del mundo, incluso en sus propios países deben existir sitios hermosos a los que ningún conocido suyo haya viajado jamás.

Asegúrense de que sea un destino divertido

Es cierto, entre gustos no hay disgustos y habrá quienes se divierten visitando galerías de arte, museos e iglesias con hermosas y despampanantes arquitecturas, pero no es la idea del viaje que propongo. Usualmente, un destino con playa es agradable para todos, pero adicional a eso incluyan en su presupuesto la posibilidad de rentar un yate o alquilar unas motos o bicicletas acuáticas, o participar en las actividades que ya tienen organizadas en el mismo sitio que visitan.

Que no falte una noche romántica

con velas, baile y champán, así que preparen su atuendo. Muchas cosas tendrán que improvisar, pero al menos un lindo vestido para la ocasión no debe faltar.

Es un tiempo para ustedes dos

A menos de que sea para contactar a los chicos y saber cómo se encuentran, olvídense de sus teléfonos celulares y computadoras portátiles. De tajo digan “no” a llevar trabajo o a permitir ser interrumpidos por razones laborales; en ese caso habrá que dejar todo listo en sus lugares de trabajo y que todos sus compañeros –incluido el jefe– sepan que ¡no entra señal de celular al lugar a donde van!

Pongan su viaje en manos de Dios

Desde el mismo instante en que decidan viajar oren porque Dios les permita encontrar el mejor lugar, porque este viaje sea una bendición para sus vidas y a su regreso lleguen renovados y felices para el resto de la familia.

Disfruten y manténganse en control

Disfruten cada momento y no se dejen llevar por el estrés o el desánimo. Llevar a cabo este viaje implicará ahorrar y hacer sacrificios, o quizás pensar quién cuidará a los niños, o quién se hará cargo en casa o en el trabajo de sus obligaciones; planifíquenlo con calma.

Les deseo de todo corazón que esta iniciativa se convierta en un sueño que les permita mantenerse unidos para siempre. ¡Feliz Viaje!

 

Los comentarios están cerrados.

Scroll To Top